IMPRIMIR TALONARIOS AUTOCOPIATIVOS PARA UN ARCHIVADO RÁPIDO

Incluso en la era digital hay ocasiones en las que se es más rápido con lápiz y papel. Clientes de los campos de la gastronomía, la construcción, el comercio minorista u otros ámbitos parecidos siguen mandando imprimir talonarios autocopiativos que sirven para ser archivados como recibos o como certificados de un encargo. Por ejemplo, si tu proveedor está esperando en el patio interior de un hotel el acuse de recibo de la mercancía, no le pone en las manos un iPad a tu cliente, sino un lápiz o bolígrafo y hace que le firme la página superior del talonario en papel autocopiativo. De esta forma puede conseguir rápidamente una firma in situ y entregarle una copia al cliente. Muchas tiendas pequeñas mandan imprimir talonarios autocopiativos, también conocidos como talonarios de impresos en papel autocopiativo y los utilizan como factura. Gracias al papel autocopiativo se le puede entregar al cliente de forma rápida un recibo aunque la factura sea analógica. Finalmente, el campo de la gastronomía es un ámbito en el que aún se utilizan muy a menudo los talonarios autocopiativos. Si es necesario, también se pueden digitalizar los recibos más tarde para conservarlos el mayor tiempo posible.

BLOCS EN PAPEL AUTOCOPIATIVO CON AGUJEROS PARA ARCHIVO Y NUMERACIÓN

Si imprimes talonarios autocopiativos puedes pedirlos con una segunda o tercera página. Dependiendo del uso que quieras darles puedes encolar los talonarios en blocs de diferentes espesores, desde 15 hasta 50 talonarios por bloc. Incluso un talonario individual se puede pedir con una segunda o tercera página. La hoja superior es siempre blanca y puede imprimirse en cuatro colores. Las hojas interiores se imprimen en un solo color y están disponibles en amarillo y en rosa. Para que los talonarios en papel autocopiativo puedan archivarse les perforamos unos agujeros y, si así lo deseas, les podemos imprimir la numeración. Si imprimes talonarios autocopiativos puedes pedir los blocs en tiradas a partir de 50 unidades, cuyas hojas pueden tener un gramaje de entre 60 g/m² y 90 g/m².

EL FORMATO DETERMINA EL FIN

Ofrecemos numerosos formatos que puedes hacer imprimir como talonarios autocopiativos. Además de los formatos estándar como A6, A5, A4 y A3, ofrecemos también formatos especiales como DL (21 x 10,5 cm) o el formato de 21 x 20 cm. Para el ámbito de la gastronomía recomendamos los blocs con medidas 6,5 x 14,8 cm. Estos tienen el mismo tamaño que las habituales libretas de pedidos, los camareros se los pueden guardar fácilmente en los bolsillos y sirven de recibo y de certificado de encargo para el servicio y la cocina. El formato A4 es idóneo para imprimir formularios en talonarios en papel autocopiativo. Así se crean copias de forma rápida y sin esfuerzo mientras se rellena el original.